Un zoo diferente: Reserva Animal Pequeña África

Historia de los orígenes de La Reserva Pequeña África

Todo comenzó allá por 1930 cuando en unas maravillosas y fértiles tierras se construyó un cortijo llamado ‘Cortijo El Alemán’.

Tras casi un siglo, con innumerables historias y vivencias, el sueño era restaurar el Cortijo y sus infraestructuras colindantes, siempre conservando la esencia y magia del lugar: aquella finca de explotación agrícola y ganadera en la que, con mucho esfuerzo, los antepasados habían cosechado y recolectado lo que daban las tierras.

El complejo prosiguió su crecimiento con la creación de unas magníficas instalaciones para la celebración de todo tipo de eventos y el gran paso al disfrute de la finca por los más pequeños con la apertura como Granja Escuela las Aves.

Tal fue la demanda, que el complejo acabó abriendo sus puertas como la Reserva Animal La Pequeña África, con el fin de que los visitantes pudieran disfrutar del enclave, las vistas y la tranquilidad que aporta el Parque Natural de los Alcornocales.

Junto al pueblo de Jimena, la Reserva es un complejo que contiene una amplia diversidad de animales en estado de semi-libertad y que ofrece una variada oferta de actividades con las que pasar una magnífica jornada de aventura y ocio.

Ir arriba